Internet Yami-Ichi (en japonés: mercado negro de Internet), es un bazar de «cosas de internet». Mitad mercadillo y gabinete de curiosidades, mitad encuentro de superusuarios, diseñadores, programadores, artistas locales e internacionales, el Yami-Ichi es un espacio abierto y divertido donde se trafica con ideas, imágenes, inventos absurdos y objetos cotidianos procedentes de las zonas más imaginativas, insidiosas e invisibles de la web.

Entre los artículos que han sido vendidos en anteriores Yami-Ichis encontramos de todo: desde links prohibidos a ropa estampadas con interfaces ya desaparecidas, desde una clínica de rehabilitación para adictos a Internet hasta asesoramiento para escribir e-mails de odio, contraseñas de usuarios, globos de nieve Edward Snowden, apps rechazadas por Apple, paquetes de 10 Likes por 1 € o fragmentos de discos duros procedentes de un data center de Google en Bélgica.

El primer Internet Yami-Ichi fue organizado en Tokio en 2012 por el dúo artístico Exonemo y su misterioso colectivo de arte online IDPW, «una sociedad secreta en Internet que se remonta a hace más de 100 años». Hasta la fecha ha viajado por numerosas ciudades, como New York, Berlín, Barcelona, Moscú, Amsterdam y Seúl y llega a Madrid por primera vez de la mano de Tentacular en colaboración con Julián Pérez -artista y defensor de las tecnologías libres- y Mario Santamaría, uno de los artistas posdigitales más destacados del panorama nacional.